Desde hace más de 130 años AVON empodera y conecta a millones de mujeres alrededor del mundo a través de una red de valores anclada en las historias de vida de sus protagonistas

AVON está presente en más de 70 países con una visión que trasciende las palabras para transformarse en acciones visibles de compromiso. A través de la venta directa de productos brinda la oportunidad de un negocio propio y rentable a más de 6 millones de Revendedoras Independientes en todo el mundo. Con su posicionamiento de marca “Belleza por un propósito”, busca promover el empoderamiento femenino mediante la belleza y los valores que forman parte del ADN de la compañía. En este sentido, las Revendedoras Independientes son su fuente de inspiración principal porque cada una de sus historias de vida transmite valores que impulsan a ayudar y empoderar a otras en pos de una sociedad mejor. Ellas representan determinación –por hacer lo que les gusta-, tenacidad –por perseguir metas personales-, confianza y coraje –para hacerle frente a las adversidades-, perseverancia y disciplina –por no vencerse ante los obstáculos-, entre muchos otros.

Todos ellos, son valores que también están presentes en el deporte, espacio que históricamente ha sido asociado al mundo masculino y hoy cuenta con un número creciente de mujeres como protagonistas.

Puertas adentro, la Compañía para la Mujer también posee valores profundamente arraigados desde su nacimiento. La credibilidad/creencia es la piedra angular para empoderar a los empleados para asumir responsabilidades y dar lo mejor de sí mismos. La integridad y la consistencia deben ser el sello distintivo de cada colaborador de AVON. El respeto y compañerismo ayudan a valorar las diferencias, a apreciar a cada persona por sus cualidades personales únicas. La confianza y juego limpio transmiten la intención de vivir y trabajar en un entorno abierto a la comunicación, donde las personas se sienten libres para asumir riesgos, dar su punto de vista y decir lo que realmente piensen. La humildad significa que no siempre se tiene la razón ni se conocen todas las respuestas.

Los valores forman parte de la piedra fundacional de AVON y constituyen una parte valiosa de su legado. Por ese motivo es que han perdurado a lo largo del tiempo y se transmiten y comparten generación tras generación, con el fin de seguir empoderando a más mujeres. Porque al empoderar a una mujer, es una verdad indiscutida que se mejoran virtualmente todos los demás aspectos medibles de la sociedad.