El desarrollo de valores en el deporte: Perspectivas desde estudios psicológicos.
Dra. María Julia Raimundi (CONICET – Universidad de Buenos Aires)

Actualmente, se asume que el deporte constituye un ámbito que propicia el desarrollo de valores y virtudes, pero son escasos los estudios empíricos que han abordado esta temática, por lo que implica un campo de reciente interés para la Psicología del deporte y la actividad física (Jones, Dunn, Holt, Sullivan, & Bloom, 2011; Lee, Whitehead, Ntoumanis, & Hatzigeorgiadis, 2008; Torregrosa & Lee, 2000; Whitehead, Telfer, & Lambert, 2013).

Blog Article Figure

En primer lugar, se asume que el deporte puede generar un contexto en donde los niños y adolescentes pueden aprender habilidades para la vida y distintos atributos positivos que facilitan el desarrollo, dentro y fuera de las pistas, canchas o campo deportivo específico. La adquisición de estas competencias, valores, habilidades y recursos es la esencia de lo que los autores han llamado “desarrollo positivo adolescente” (Positive Youth Development, PYD). Hay cinco características que contribuirían al PYD: el sentimiento de competencia, la confianza, la conexión con otros, el carácter y la compasión. La primera, representa la percepción positiva acerca de las acciones que uno realiza en un área específica. La confianza es el sentimiento global positivo sobre el valor de uno mismo, en oposición a las percepciones de dominio específico. La conexión refiere a las relaciones positivas con las personas e instituciones, el carácter refleja el respeto individual por las reglas sociales y culturales, y finalmente, la compasión implica la empatía y simpatía con los demás (Jones et al., 2011).

Este modelo de “las Cinco C” fue aplicado al ámbito del deporte (Fraser-Thomas, Côté, & Deakin, 2005; Jones et al., 2011) mostrando que los deportistas presentan valores altos en todas estas características positivas. Sin embargo, no se ha estudiado hasta el momento qué variables mediadoras y moderadoras intervienen en esta relación.

Blog Article Figure

En segundo lugar, los resultados de diversos estudios (Hedstrom & Gould, 2004) muestran que los adolescentes que participan en actividades extracurriculares como el deporte reportan mayores niveles de exploración de la identidad (conocerse más a uno mismo y las cosas en las que se es competente) y habilidades sociales, en comparación con las clases escolares o el tiempo pasado con amigos sin supervisión adulta. Un estudio con deportistas argentinos mostró que los de Selecciones Nacionales menores y juveniles poseen fortalezas en el ámbito de las relaciones con los demás y en la autoeficacia para afrontar situaciones de su vida deportiva (Raimundi, Schmidt, & Hernández-Mendo, 2017).

El trabajo de Shields y Bredemeier (1995) acerca del desarrollo del carácter en el deporte y la actividad física constituyó un importante aporte para el estudio del desarrollo moral en este contexto. Los autores plantean que comprende tres conceptos relacionados: el juego limpio, la buena conducta deportiva y el carácter (la compasión y la integridad).
Algunas conclusiones sobre los trabajos acerca del desarrollo moral desde esta perspectiva indican que en los deportistas se desarrolla una profesionalización de las actitudes, en donde la victoria se puede convertir en el valor dominante cuanto más tiempo se permanece participando en un deporte y cuanto mayor es el nivel de competitividad alcanzado (Shileds & Bredemeier, 2001 citado en Weinberg & Gould, 2010). Asimismo, se desarrolla un razonamiento propio del juego, es decir, muchos adolescentes utilizan un razonamiento moral en el deporte que difiere del patrón que emplean en otros contextos. En algunos deportes como los de contacto, los deportistas tienen niveles de razonamiento moral inferiores a los de adolescentes no deportistas y se encontró que los deportistas con menos niveles de razonamiento moral tienen más probabilidades de ser sancionados y utilizar la agresividad. Por otro lado, las mujeres presentan niveles de razonamiento moral más elevados que los varones. Por último, se han encontrado relaciones con las orientaciones de meta que indican que la orientación al ego se asocia a niveles más bajos de desarrollo moral y acciones éticas, mientras que la orientación a la tarea se asocia a los niveles más altos de las dos variables.


Blog Article Figure

En función de toda esta revisión de estudios, se puede concluir que el deporte puede constituir un contexto para el desarrollo de la identidad y el aprendizaje de habilidades emocionales. Sin embargo, también se ha encontrado una asociación con experiencias negativas como la presión de los pares y conductas inapropiadas de los padres (de control y manipulación), lo que indica que es necesario hacer foco en los factores del contexto (conductas de los entrenadores y profesores, padres, dirigentes, etc.) que influyen en el desarrollo de características positivas a través del deporte (Hedstrom & Gould, 2004). En este sentido, diversas investigaciones en el ámbito de la educación física y el deporte han reflejado que la mera asistencia a las clases o entrenamientos no implica un incremento del desarrollo moral ni de los valores. Sin embargo, si las clases están diseñadas y dirigidas para tal fin, existe evidencia de su eficacia y son las actividades de cooperación-oposición, las que obtienen mejores resultados (Hernández-Mendo & Planchuelo, 2014). Frente a esta situación, una cuestión clave a la hora de favorecer que los niños y adolescentes se impliquen en sus clases y entrenamientos y puedan obtener los beneficios de la participación en estas actividades para el desarrollo de valores y virtudes, es la cuestión del “clima de entrenamiento”.

Blog Article Figure

La investigación muestra que lo que hacen y dicen los entrenadores influye no sólo en el rendimiento, sino también en si los jóvenes tienen experiencias de diversión o de estrés, sobre su nivel de autoestima, y en la probabilidad de abandonar o de continuar en el deporte (e.g. Castillo, González, Fabra, Mercé, & Balaguer, 2012; Duda et al., 2013; González, García-Merita, Castillo, & Balaguer, 2016; González, Tomás, Castillo, Duda, & Balaguer, 2016).

Algunas soluciones a nivel internacional

En 2009 la Unión Europea concedió una ayuda en el 7mo. Programa Marco en el de Salud, para que psicólogos procedentes de 5 países europeos, iniciasen una investigación en el fútbol base. En el proyecto PAPA (Promoting Adolescent Physical Activity) se puso a prueba el Empowering CoachingTM, un programa de formación de entrenadores deportivos. Este programa, fundamentado en teorías motivacionales actuales, ayuda a los entrenadores a crear climas motivacionales que fomentan la calidad de la motivación de los participantes, desarrollando su implicación.

Blog Article Figure

Por lo tanto, creemos que cuando la preparación de un deportista en desarrollo se concibe y se lleva a cabo como proceso, con una visión integrada y una perspectiva global, se obtienen resultados no accidentales ni fortuitos, sino controlados y regulares. Desde la Psicología del Deporte entendemos la preparación psicológica como un proceso pedagógico para incrementar el rendimiento deportivo y su bienestar personal mediante el desarrollo de un control efectivo sobre las variables de orden psicológico relacionadas con el logro deportivo, formando además recursos y cualidades útiles para el desempeño del deportista en otros ámbitos de su vida (González-Hernández, 2016).

Referencias bibliográficas

Castillo, I., González, L., Fabra, P., Mercé, J., & Balaguer, I. (2012). Estilo interpersonal controlador del entrenador, frustración de las necesidades psicológicas básicas, y burnout en futbolistas infantiles. Cuadernos de Psicología del Deporte, 12(1), 143-146. http://doi.org/10.4321/S1578-84232012000100014 Duda, J., Quested, E., Haug, E., Samdal, O., Wold, B., Balaguer, I., … Cruz, J. (2013). Promoting adolescent health through an intervention aimed at improving the quality of their participation in physical activity (PAPA): Background to the project and main trial protocol. International Journal of Sport and Exercise Psycchology, 11(4), 319-327. http://doi.org/10.1080/1612197X.2013.839413 Fraser-Thomas, J., Côté, J., & Deakin, J. (2005). Youth sport programs: An avenue to foster positive youth development. Physical Education & Sport Pedagogy, 10(1), 19-40. González, L., García-Merita, M., Castillo, I., & Balaguer, I. (2016). Young athletes’ perceptions of coach behaviors and their implications on their well and ill-being over time. Journal of Strenght and Conditioning Research, 30(4), 1147-1154. González, L., Tomás, I., Castillo, I., Duda, J., & Balaguer, I. (2016). A test of basic psychological needs theory in young soccer players: Time-lagged design at the individual and team levels. Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports, 1-12. http://doi.org/10.1111/sms.12778 Hedstrom, R., & Gould, D. (2004). Research in Youth Sports: Critical Issues Status. East Lansing, MI: Institute for the Study of Youth Sports. Recuperado a partir de http://www.educ.msu.edu/ysi/articles/ctsawhitepapers.pdf Hernández-Mendo, A., & Planchuelo, L. (2014). El incremento del desarrollo moral en las clases de educación física. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte, 9(2), 369-392. Jones, M. I., Dunn, J., Holt, N., Sullivan, P., & Bloom, G. (2011). Exploring the «5 Cs» of positive youth development in sport. Journal of Sport Behavior, 34(3), 250-267. Lee, M., Whitehead, J., Ntoumanis, N., & Hatzigeorgiadis, A. (2008). Relationships among values, achievement orientations , and attitudes in youth sport. Journal of Sport and Exercise Psychology, 30, 588-610. Raimundi, M. J., Schmidt, V., & Hernández-Mendo, A. (2017). Estudio exploratorio acerca de las fortalezas humanas en deportistas adolescentes de Selecciones Nacionales Argentinas: Comparación con adolescentes de diferentes niveles de práctica. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte, 13(1), 1-24. Shields, D., & Bredemeier, B. (1995). Character development and physical activity. Champaign, IL: Human Kinetics. Torregrosa, M., & Lee, M. (2000). El estudio de los valores en Psicología del Deporte. Revista de Psicología del Deporte, 9(1-2), 71-83. Weinberg, R., & Gould, D. (2010). Fundamentos de Psicología del deporte y el ejercicio físico (4ta ed.). Madrid: Editorial Médica Panamericana. Whitehead, J., Telfer, H., & Lambert, S. (2013). Values in sport and physical education. New York: Routledge.