EDUARDO DEMAESTRI, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE CLUBES LIGA ARGENTINA DE VOLEIBOL (ACLAV)

Cada día más, el deporte es una parte fundamental de la vida en sociedad. La práctica deportiva entrega numerosos beneficios que se tornan cada vez más visibles, desde la contribución a una vida sana hasta la transmisión de valores altamente preciados para la formación de personas. Este último punto es el que consideramos por demás importante en la Liga Argentina de Voleibol.

Desde el voleibol en general, podemos afirmar con orgullo que nuestro deporte tiene muchos valores escritos en su programación original. Atributos como la no violencia, el trabajo en equipo, el compañerismo, el sacrificio y el apoyo son ineludibles desde el reglamento mismo y están presentes en cada esfuerzo colectivo para que no pique la pelota.

Por esas razones, si bien cualquier deporte funciona como un gran complemento para la formación de nuestros chicos y la vida en familia, vemos al vóley como una herramienta inmejorable para la construcción de mejores personas, que incorporarán muchos de esos valores mientras forjan su carácter.

Desde la Asociación de Clubes Liga Argentina de Voleibol en particular, estamos convencidos de la importancia de predicar con el ejemplo. Contamos con los referentes de nuestro deporte dentro de los equipos más convocantes del país, por lo que allí tenemos un imán, una forma de captar las miradas de propios y ajenos, y debemos utilizar esa cualidad para hacer una diferencia.

En esa línea, apuntamos a que las instituciones y los jugadores de nuestra Liga trabajen en el plano social con la misma constancia con la que se preparan para jugar cada fin de semana. Que le den a una clínica con chicos de escuelas o a una colecta de alimentos el mismo valor que a un doble turno de entrenamiento o a una sesión extra de gimnasio. Afortunadamente, en una muestra de que el camino es el correcto, clubes y atletas hacen continuos aportes a esta iniciativa. Nos satisface ver que la intención de dejar una huella en nuestra sociedad es reflejada y compartida por todos los actores que componen nuestra Liga Argentina, esta Liga que ya lleva más de 20 años de vida.

La aparición de #ValoresEnJuego es una pieza fundamental en este rompecabezas que vamos completando con nuestro trabajo.

Es la incorporación de un aliado de calidad en la tarea de seguir presentando al vóley como vía para una mejora social, para que esta huella que queremos dejar, a través de nuestros valores, sea lo más marcada e indeleble posible. Es así que la Liga Argentina celebra la llegada de #ValoresEnJuego y manifiesta su total adhesión al programa, con el compromiso de aportar el trabajo y la constancia para cumplir la misión de todas las partes integrantes.